Inmortalidad

Leyendo este artículo de Genciencia que por cierto también ha aparecido en Meneame (no podía dejar un post sin enlazarla ¿verdad?) se aborda el tema de la inmortalidad del ser humano o más correctamente expresado la posibilidad de lograr el no-envejecimiento. Sin duda se conseguirá frenar el proceso de envejecimiento y seguramente antes de eso se lograrán mediante ingeniería genética seres humanos que naceran, crecerán y permanecerán indefinidamente jóvenes. Será el mayor salto de la humanidad en toda su historia y puede ser el inicio de una revolución cultural en todos los ámbitos. Teorizar sobre lo que pasará o podría pasar es pura ciencia-ficción pero hay pocas cosas más interesantes que intentar visualizar el porvenir a medio plazo.

Imaginemos que mañana se lograra ese gran avance e imaginemos, seamos optimistas, que el descubrimiento se comparte, se difunde y se extiende por todo el planeta. ¿Que efectos tendría? Es evidente que lo primero que se nos pasa por la cabeza es el problema de la sobrepoblación. Sin embargo una amenza de sobrepoblación cierta y palpable haría que los políticos se moviesen para desarrollar nuevas soluciones sostenibles. Los problemas de energía provocados por esta sobrepoblación harían necesarias más que nunca las energías renovables y también la energía nuclear. Mientras otras fuentes de energía fósiles se dispararían en cuestión de años debido a la mayor demanda y a la escasez. Los problemas de contaminación y sobreexplotación de los recursos naturales serían tomados muy en cuenta en paises desarrollados pero en los paises en vías de desarrollo o puramente subdesarrollados se arrasaría literalmente con todos los recursos naturales ante una población que en 30 o 40 años habría aumentado espectacularmente.

En el campo de las ciencias nos encontrariamos con científicos que conservan sus facultades mentales durante décadas y décadas, serían superespecialistas en la materia, el potencial científico de una comunidad mundial de investigadores con todo el tiempo del mundo por delante para lograr sus proyectos y sin apenas bajas por jubilación o muerte unido a la cada vez mayor capacidad de los sistemas informáticos y de las nuevas tecnologías como la nanotecnología o la medicina genética aceleraría los nuevos avances. Se potenciará la investigación aeroespacial y se verá con nuevos ojos la colonización de otros planetas. No ya como un reto científico o económico sino como una necesidad para la supervivencia de la humanidad.

El comercio internacional descubriría de pronto un filón inagotable de hombres y mujeres de mediana edad que crece sin cesar mientras que los productos destinados a ancianos acabarían desapareciendo del mercado o siendo un producto minoritario (asumimos que habrá quien deseé envejecer y morir si se le da la opción). Al aumentar la población mundial se intensificarán las producciones y el consumo con los efectos antes descritos sobre la energía y los recursos naturales.
En cuanto al estado de bienestar pasariamos de tener pensiones de jubilación a programas de retiro voluntario durante un número determinado de años, nos ganariamos el derecho a un año sabático por ejemplo. La eutanásia se legalizaría y admitiría incluso en casos sin ningún tipo de enfermedad. Ante la perspectiva de una vida eterna los programas educativos se alargarían y ampliarían, sin embargo aquel que desee abandonar la escuela a una edad temprana (pongamos 14 o 16) siempre tendría esa posibilidad.

Al reducirse los gastos sanitarios y los gastos por pensiones de jubilación es probable que los estados durante algunos años disfrutasen de superavits que el clásico derroche que provocará acabarán corrigiendo y volviendo a la situación de equilibrio.

Todas las ciudades medias se convertirán en megalopolis y se comenzará a construir viviendas en el subsuelo, en rascacielos cada vez mayores y plataformas sobre el mar (que no flotantes).

La cultura sufrirá un auge inmenso puesto que los conocimientos perdurarán eternamente, sin embargo junto al crecimiento de la cultura surgirán movimientos nihilistas que verán absurda una vida sin fin y se extenderá el miedo a la muerte puesto que morir significará perder la eternidad. (esto último evidentemente solo valdría para gente agnóstica o atea)

No quiero seguir mucho más por hoy y os confieso que casi se me han acabado las predicciones ¿Que os parece? ¿cambiariais algo? ¿habeis imaginado algún efecto que se pudiera dar?

Anuncios
  1. 2/5/2006 en 8:57 am

    A pesar de no ser tan optimista como tú, la investigación al respecto de la inmortalidad que, por cierto, se basa en la curiosa inmortalidad de las células cancerosas, no ha resuelto el mayor problema de todos y es el de la muerte neuronal. ¿De qué nos servirá un cuerpo eternamente sano si nuestro cerebro se apaga sin posibilidad alguna de regeneración?

    En cualquier caso me da la impresión que harían falta muchas más viviendas de lo que comentas… si echas números verás que la inmortalidad implica que, de buenas a primeras, sólo que cada generación tuviera un hijo, cada 100 años la población se multiplicaría por 2,5… con los poquitos que somos y mira la movida inmobiliaria que tenemos, imagínate con esa tasa de crecimiento… 😦

  2. Vivas
    2/5/2006 en 1:08 pm

    Yo soy más bien pesimista. No creo que se llegue a la inmortalidad. Es como las enfermedades: se cura una, viene otra peor. Así de simple. Además, está comprobado que los seres vivos que viven más años tardan más en madurar sexualmente, lo que implicaría que podríamos llegar a ser estériles sin remedio alguno.

    Una vida sin muerte… quitaría mucho sufrimiento desde luego, porque ves que tus familiares no mueren por ejemplo, pero yo aspiraría más a vivir y llegar a la vejez en buenas condiciones, que no tengamos que estar en una silla de ruedas o literalmente en la cama porque no nos podamos mover. Para mí ése es el verdadero sentido de la vida. Si somos inmortales no disfrutaremos plenamente de ella, al menos eso creo yo.

  3. 2/5/2006 en 9:06 pm

    Yo estoy convencido de que se logrará detener el envejecimiento tanto el físico como el mental, incluso creo que esos problemas del ciclo de vida que señalas Vivas se solucionarán. Aunque sí estoy de acuerdo contigo en que mucha gente no estará de acuerdo. Imaginad la postura de la iglesia: como decirle a la gente que es un pecado no querer envejecer y morir cuando ellos son los primeros en negar la eutanasia.

    Ah y Cobo, tranquilo, aunque queda espacio en Marbella 😉

  4. Vivas
    2/5/2006 en 9:18 pm

    Bueno, verás, me referia a llegar a viejos, pero no hechos un asco, sino con vitalidad juvenil. La verdad es que la Iglesia es otro problema. Este tema es idóneo para que lo trate la Ética, pero no la Religión, aunque cada cual puede creer en lo que quiera.

    Lo de la eutanasia… aunque me salga un poco de la línea de conversación, creo que debería ser legalizada, y la “Santa” Iglesia debería reconocer que nuestro fin es, básicamente, igual que el suyo: eliminar en lo posible el sufrimiento. Así que tampoco entiendo a la Iglesia desde ese punto de vista. ¿Qué opináis?

  5. 3/5/2006 en 12:45 pm

    No creo que el fin de la Iglesia sea eliminar el sufrimiento del mundo. Más bien creo que piensan que su objetivo es salvar nuestras almas para ese otro mundo que se han inventado. Por que si no su “política” en tantos y tantos temas es injustificable.

  6. ruibarz
    8/6/2006 en 5:43 pm

    y sólo habéis hablado de la terapia génica para reducir o suprimir la mortalidad celular que, por cierto, también incluiría a las neuronas que, según recientes estudios, parece que tienen capacidad de regeneración. En cualquier caso, queda el tema de la ciencia cognitiva. Ya hay quien apunta la posibilidad de, en un futuro aún más lejano, se esté en disposición de “rescatar” al individuo de su propia muerte. Una suerte de resurrección que, aceptando la teoría que defiende la emergencia de la consciencia, sería capaz de recrear la estructura cerebaral responsable de nuestra identidad, devolviéndonos la existencia. Todo esto, por supuesto, no es válido para creyentes.

  7. 8/6/2006 en 8:38 pm

    Googleando un poquito he encontrado estos dos artículos que creo que hablan sobre el tema de la conciencia emergente. No los he leido completamente pero el tema parece muy interesante.

    http://www.redcientifica.com/doc/doc200506130913.html

    http://www.redcientifica.com/doc/doc200506060602.html

    También, al margen de lo anterior, estuve dandole vueltas a si quizá no cabría, y esto es pura ciencia-ficción, en un futuro con una nanotecnología muy evolucionada y mucha mayor capacidad de cálculo en los ordenadores, realizar copias exactas célula a célula del cerebro y trasladarlo a un modelo orgánico -o no- creado artificialmente. Estoy hablando de sistemas de almacenamiento de conciencias, para los que conozcan el anime, similares a los que aparecen en “Ghost in the Shell”.

    Por cierto, hace pocos días vi un reportaje de REDES que descargué de la red edonkey (emule, amule, etc…). El archivo se llama “Documental – REDES – Maquina y celebro (Spanish).mpg” Habla de la integración del hombre con la máquina (o viceversa) y la inevitable evolución a través de los sistemas electrónicos integrados en nuestro sistema cerebral, algo que a muchos hoy en día les pondrá los pelos de punta pero que será habitual dentro de 50 años.

  8. ruibarz
    9/6/2006 en 5:30 pm

    muy interesantes los enlaces que has puesto. los de red científica son algo difíciles. por ahora he leído el del correlato (el otro más por encima) y si no he entendido mal, el autor identifica actividad neuronal con emergencia de consciencia (ese es el correlato), si bien actualmente ya no estoy tan seguro de que eso cierre definitivamente la ecuación que nos define. Dónde queda la identidad? y por identidad me refiero a esa cualidad que nos hace percibir la existencia, seamos o no conscientes de ella. Yo creo que el aspecto fenoménico, aquel que nos otorga la experiencia de las cosas, va por un lado y la consciencia por otro, que dependiendo de la mayor o menor complejidad cerebral, será más o menos rica.A lo mejor “identidad” no es más que una cualidad inherente a todo cuanto existe. Estoy elucubrando solamente.
    Por cierto, me estoy bajando lo de redes. ya tengo la bolsa de pipas. un saludo.

  9. makgregory
    30/7/2007 en 6:48 am

    El tema de la inmortalidad y sus consecuencias también ha sido explorado en la ciencia-ficción. “La nave del millón de años” (escribí sobre el libro en http://makgregory.blogspirit.com/archive/2006/08/21/libro-la-nave-del-mill%C3%B3n-de-a%C3%B1os-de-poul-anderson.html) es un buen ejemplo.

  10. 5/9/2007 en 8:26 pm

    Buenas las esten pasando, buscar la inmortalidad, es como buscar una aguja en un pajar, pues el ser humano solo tiene una vida para disfrutarla y vivirla, en no querer morir es el miedo mas grande que al final nos mata sin resentimientos.
    pero como se ha leido, la inmortalidad traeria mas problemas que los que solucionaria, ademas vivir por siempre por un sueño, por un amor, por hacer una nueva vida, es haber derrochado nuestra propia vida en vanalidades sin sentido, lo que si espero es poder vivir no por siempre pero como dicen algunos que ha escrito este blog, llegar a viejo, sin estar sentado, en cama, y que me cambien los pañales. pero si, la medicina quiere lo que todo el mundo quiere, mucho mejor calidad de vida, y por supuesto, mas siglos de vida, yo me conformo unos 3 :D, quiza si haya posibilida no de vivir por siempre pero si mas y mejor, les digo unos 3 siglillos mas, ,con eso me conformo.

  11. 5/9/2007 en 9:04 pm

    Estoy contigo betobotas. Con tres siglillos ya apañabamos algo 🙂

  12. 5/9/2007 en 9:13 pm

    ahh se me olvidaba, es cierto que cuando una especie tiene menos periodo de vida tiende a reproducirse mas, es decir las hormigas tiene menos periodo de vida, por eso son demasiadas, las tortugas tienen mas periodo de vida, por eso son menos, asi que si llegaramos a ser inmortales….. no habria mas descendencia, pues para que procrear vida, si estamos llenos de vida.
    piensenlo, yo voto por el viaje en el tiempo… se me hace mas factible…

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: