Inicio > Opinión, Personal, Política > ¿Representante de Dios en la Tierra?

¿Representante de Dios en la Tierra?

Hola a todos, después de estos odiosos y sacrificados días de exámenes llega por fin una temporadita con algo más de tiempo libre para hacer lo que más le apetezca a uno. Como por ejemplo postear.

Ya está el Papa en Valencia aunque está en boca de todos -especialmente de los conductores- desde hace semanas. Escribir aquí expresando mi opinión -que ya conoceis- sobre este asunto es fácil, todos compartimos aproximadamente la misma postura respecto al tema ¿verdad?. El problema viene cuando tienes que plantear este tipo de ideas a alguien firmemente creyente aunque -gracias a Dios 😉 – con espíritu crítico, caso de mis padres. Al poco de empezar a hablar sobre el tema surge la frase “pero es un hombre que no hace mal a nadie”. A primera vista puede parecer cierto, al fin y al cabo el Papa, ese tierno octagenario, no parece la encarnación del mal precisamente. No obstante no es necesario una conducta activa para provocar el mal. Parafraseando a Einstein: “el mal no triunfa por el hecho de que existen unos cuantos hombres malos sino porque unos cuantos hombres buenos no hacen nada para evitarlo.”

Benedicto XVI puede que no sea “de los malos” pero tiene la enorme culpa de ejercer -de manera continuista- el liderazgo de una Iglesia arrimada siempre a los poderosos, pasiva y endeble en la defensa de los desfavorecidados, políticamente intrusiva en asuntos de moral pero no en asuntos de solidaridad económica o apoyo al tercer mundo, una Iglesia mucho más interesada en la autoconservación, el sexo y el dinero que en procurar el bien y la felicidad de las personas que habitan este planeta. Justo el discurso contrario de Jesus de Nazaret. Abusando un poco más de las citas recurriré a esta otra de Gandhi es muy adecuada:

“Cuando usted me convenza de que los cristianos viven conforme a las enseñanzas de Cristo, seré el primero en convertirme”

Al hilo de estas ideas os recomiendo esta carta de un sacerdote valenciano -aunque tengo mis dudas sobre la autenticidad de la misma- pero que tiene un innegable valor crítico precisamente por que señala los defectos más evidentes de ese mostrenco chaquetero y errático en el que se ha convertido la Iglesia Católica. Por suerte para creyentes y no creyentes por lo visto cada vez hay más y más corrientes dentro de la Iglesia que piensan que la situación no puede continuar así.

Anuncios
Categorías:Opinión, Personal, Política
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: