Inicio > Personal > La bicha

La bicha

Tengo una nueva mascota: es verde, humeda, patosa, miedosa y tragona. Es “La Bicha”, una tortuga acuática de -yo diría- un par de quilos que consume diariamente la mitad de su peso en comida para tortugas frustrando así cualquier intento de ahorro. ¡Los que se quejen de la hipoteca que prueben a tener una tortuga!

Tengo a la bicha de rebote. Estando en una tienda de animales mirando con Ana los bichos que había allí la dueña nos comentó “¿quereis esta tortuga?, ya no sabemos que hacer con ella, si no se la lleva nadie tendremos que abandonarla” Tremendo chantaje emocional para alguien a quien le gustan los animales. Por mi parte, en plan poli malo, me negaba a alojar a a aquella cosa verde que asobama la cabeza poniendo ojillos ¿de cordero? pero al final Ana me acabó convenciendo contra mi voluntad y nos llevamos al pobre reptil que hasta entonces había vivido en una caja apenas unos centímetros mayor que su propio tamaño. Solución habitacional que dirían algunos.

Ahora mismo La Bicha está paseando por la terraza de mi habitación donde le he preparado un cajón de plástico enorme lleno agua a modo de estanque donde puede nadar bien ancha y una rampa para salir a una plataforma para que tome el sol y otra rampa que va de la anterior al suelo para que salga fuera y se pasee si le apetece; ¡incluso tiene una sombrilla para que solo le de el sol a determinadas horas del día! La tía vive ahora mejor que la Preisler.

Internet ha sido una fuente imprescindible de información sobre cómo cuidar a este tipo de animales. Cosas como los productos para desclorar el agua, la necesidad de una bomba de filtrado y las especialidades de su dieta (onmivora) en la que necesitan buenas cantidades de calcio son requisitos esenciales de los que tienes información abundante al alcance de una búsqueda en Google.

La bicha mejora y mejora a ojos vista desde que la trajimos a casa. Ya no arrastra el caparazón al andar como hacía los primeros días debido a la atrofia muscular que padecía. Los colores del cuerpo, las lineas, se le han puesto más vivos, más marcados, está muy activa, sale a tomar el sol, come, come y come y solo para de comer cuando dejas de darle, ya no se muestra tan recelosa como los primeros días -especialmente cuando tiene hambre, el 90% del tiempo- y se aventura a salir del estanque cuando cree que nadie la ve.

Falta la foto de rigor en este post, a ver si mañana al mediodía le hago un par y las subo para que veais al dinosaurio en todo su esplendor quelónido.

Nota: en mis enlaces de del.icio.us (a la derecha en esta misma página) estoy recopilando direcciones con información útil sobre el cuidado de tortugas. Cualquier consejo/dirección será bienvenido.

Anuncios
Categorías:Personal
  1. Vivas
    12/7/2006 en 1:19 pm

    Yo tb tengo una tortuga, y no es que tengan hambre el 90% del dia, es q acumulan grasas pq en invierno hibernan. Te recomiendo q no le eches de comer cada 2 por tres, sino unas 2 veces al dia solamente.

    Lo del cloro está bien, pero yo en la mía no se lo hago pq no lo veo necesario, y nunca ha enfermado por ello, pero de todos modos haces bien (sobre todo si en la tienda de animales se le acostumbró a ello).

    Un saludo.

  2. el_nota
    31/8/2006 en 9:53 pm

    Pues yo quiero ver la foto, yo tb tengo una tortuga y me hace mucha gracia que parece que está siempre enfadada, tiene las comisuras de la boca hacia abajo 🙂 pero vamos que se deja tocar y por mucho que la cojas, la des la vuelta o la marees nunca te muerde. La mia ha crecido mucho y ya casi no cabe en su pecera, pero la saco a menudo y se tira andando (muy rapido) hacia cualquier lado un buen tiempo, luego se queda en el sol parada. Ahora en verano (yo creo q es malo pero la pongo poco tiempo) la meto en la piscina y no esta nada acostumbrada pero parece que le gusta. En fin que a ver si pones la foto.
    Salud.

  3. 1/9/2006 en 2:54 am

    Ok. Pondré la foto. Si te digo la verdad ya se me había olvidado. Por cierto dos consejos:

    – Es bueno que tengan espacio para nadar un poco y que tengan un sitio donde subirse fuera del agua

    – El sol es muy bueno para ellas pero tienen que tener agua fresca para volver a meterse cuando se cansen de tomar el sol. Las mias se ponen todas las mañanas un par de horas y luego se sumergen.

  4. el_nota
    1/9/2006 en 8:46 am

    Si, me da que tengo que comprarle un nuevo tortugario (¿se dice asi?) con filtro para el agua y todo eso, que ademas supongo que no crece tan bien con poco espacio, tiene una gran roca en medio que es lo que mas o menos la deja sin espacio, en fin…
    Lo que es muy raro es que intenta escapar siempre, como ahora es toca llega a los bordes y se coge de las patas delanteras, despues hace fuerza para intentar saltarlo mientras con una pata trasera intenta llegar tb al borde e invariablemente cae del lado del tortugario dada la vuelta y se la da ella sola otra vez…
    Salud.

  5. 1/9/2006 en 12:39 pm

    Te paso la dirección de mis enlaces sobre temas de tortugas, hay mucha información aunque en temas como la alimentación he encontrado algunas contradicciones:

    http://del.icio.us/Bronch/tortugas

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: