Archive

Archive for 27 septiembre 2006

¿Cuales son las 10 órdenes que más usas en linux?

Desde consola:

history | awk ‘{print $2}’ | awk ‘BEGIN {FS=”|”} {print $1}’ | sort | uniq -c | sort -nr | head -10

Estas son las mías:

97 sudo
59 cd
40 ls
19 ps
16 mplayer
13 unrar
11 wget
11 ./savage
10 //www.cadenaser.com/player/SER-TIC.asx
7 sh
Comentario:

1 -> para ejecutar comandos de administrador

2 -> para acceder a directorios

3 -> para listar los archivos en un directorio

4 -> lista los procesos corriendo ( para cerrar programas conociendo su id por ejemplo)

5 -> para reproducir archivos multimedia o en mi caso oir la radio por internet

6 -> para descomprimir archivos rar

7 -> para descargar archivos desde internet (o incluso crear copias o mirrors de sitios)
8 -> Comando para iniciar el juego Savage (gran juego -> más información)

9 -> El error de hacer copiar&pegar a las bravas (intentando oir la radio)

10 -> Permite ver lo que se ocupa y lo queda libre en los sistemas de ficheros (discos duros,etc) El interprete de comandos (gracias Blaxter)

¡Pásalo!

[Visto en La Puerta de Tannhauser ]

Genciencia expulsada de Hispaciencia: se veía venir

27/9/2006 2 comentarios

Genciencia ha sido expulsada de Hispaciencia, un directorio de blogs científicos en español. Uno de los requisitos de este directorio es que sus componentes mantengan una calidad y un rigor científico en sus artículos cosa en la que Genciencia, a pesar de tener algunos artículos didácticos e interesantes, a menudo no cumplia.

Desde hace ya tiempo la comunidad bloguera y los propios lectores de la página habían criticado precisamente que abundaban los errores y los textos pseudocientíficos (desde aquí pusimos a parir uno de ellos) sin que los editores variasen su política aparentemente.

Como es lógico un directorio serio como Hispaciencia ha preferido eliminar de su lista de blogs científicos a Genciencia en pro de la seriedad y en contra de los pseudocientifismos y otras leches milagrosas que aparecían en ese blog. Una excelente decisión de Hispaciencia y un buen rapapolvo para Genciencia, a ver si aprenden.

Enlaces externos:

Noticia en Meneame

Nota de expulsión en Hispaciencia

Blog de Genciencia.

Categorías:blogs, Ciencia, Opinión

Sony Reader más de cerca

27/9/2006 2 comentarios

Sony Reader, para los que no lo recuerden, es el libro electrónico basado en e-ink (tinta electrónica) que desde no se sabe ya ni cuando Sony viene anunciando para desesperación de todos los aficionados a la lectura que querriamos comprarlo o al menos poder probarlo y llorar por las esquinas al conocer su precio.  Parece que este sí va a ser el año de su definitiva comercialización: el aparato está listo y la tienda de libros virtual (dicen que será más barata que una tienda de libros al uso, lógico) ya está preparada.

Para refrescaros la memoria os recordaré que se trata de un aparato del tamaño poco más o menos de medio folio con una pantalla no retroiluminada (nada que ver con un lcd o la pantalla de una pda) que solo consume energía al “pasar página” de los libros electrónicos lo que permite que su batería dure hasta 7500 visualizaciones de página. Además se ha confirmado que tendrá reproductor de mp3 y admitirá tarjetas SD para ampliar su capacidad de almacenamiento. De lo que no estoy ya tan seguro es de que tenga bluetooth o algún tipo de conectividad inalámbrica (de wi-fi ni hablamos).

Ahora que ya os he refrescado la memoria más que de sobra os paso una foto de ejemplo y el enlace al artículo donde podreis encontrar muchas más. ¿Que me decís de su aspecto? A mi me gustan sus lineas generales aunque esos botones del 1 al 10 no me convencen demasiado.

52.jpg

 

En este mismo momento, mientras escribo este artículo, en engadget acaba de aparecer la noticia de que ya está disponible la reserva de este cacharrito, costará 350 dólares, y se comercializará a partir del 31 de Octubre. Lo mejor de todo es que se confirma que además del formato protegido por DRM de Sony también aceptará archivos PDF, DOC y TXT (y alguno más) sin protección.

Las fotos del Sony Reader y por otro lado la noticia de su salida al mercado y su reserva (y algún dato más)

Tres años y 40k visitas

26/9/2006 3 comentarios

Se me pasó, y eso que semanas antes estuve pendiente, cachis.
Este blog cumple un añito más,  tres ya, y casi al mismo tiempo supera el límite de las 40.000 visitas desde que se trasladó a los servidores de WordPress.com (que por cierto funcionan muy bien últimamente).

A estas alturas, una vez más, solo puedo agradeceros a todos vuestras visitas y a muchos de vosotros los comentarios -algunos dignos de ser artículos en si mismos- que le dan a esta página el contenido extra que hace que un blog sea algo vivo, en constante evolución y no solo un mural autista donde aparezcen los monólogos del tipo que se esconde al otro lado del monitor. También espero que la página os siga resultando interesante o útil o, al menos, apetecible en vuestros momentos de lectura bloguera pues el espíritu con el que la inicié fue precisamente ese, el de procurarme un altavoz para poder contar y explicar lo que iba encontrando y aprendiendo a todo aquel que quisiera leerlo. Lo que no quita que a veces, cuando se me sube la mosca a la oreja, monte unos pollos de padre y muy señor mio. Nadie es perfecto X-P

Vamos a por el cuarto. Gracias a todos.

Categorías:Este blog

Fauna Ibérica

Nueva actualización: Añadida la foto de Sara y Alejandro con “Espinete” (en aquel momento Alex y Espinete eran buenos amigos, pero no por mucho tiempo… xD)

Actualizado: Esta vez sí. Ahí teneis algunas fotos ilustrativas.

Este sabado estuve, con Ana y unos amigos, Sara y Alejandro, en el parque Fauna Ibérica.

Sara, Alex y Espinete

Sara y Alejandro junto a Espinete

Se trata de un precioso parque donde los animales no viven en jaulas sino en recintos amplios abiertos al aire libre donde pueden pasearse y comportarse más acorde a como se comportarían en total libertad.Fauna Ibérica se encuentra junto a la aldea de “El rebollar” (nombre campero donde los halla). No resulta dificil llegar al pueblo: desde Valencia, cogemos la salida de Madrid y a unos 20 km coges la salida de Rebollar (muy bien señalizado) ahora bien una vez llegueis al pueblo os recomiendo que pregunteis por donde se va al parque porque sino podeis iros en dirección contraria o pasaros el parque, más si como nosotros llevais un GPS medio girulo que cogía la señal del satélite según de donde soplase el viento.

El caso es que después de unas cuantas vueltas llegamos sobre las diez de la mañana a nuestro destino. El parque estaba casi vacio, solo tres o cuatro coches atestiguaban que ya había algún visitante. Todos pensamos en aquel momento, alguna lo dijo no precisamente por lo bajini, que quizá el parque no valía mucho y que por eso no había nadie precisamente un sábado, día perfecto para venir a un sitio así, suerte que al final del día el pensamiento era muy distinto.

Ana dando de comer a un ciervo

Ana dando de comer a una hembra de ciervo

Entramos y lo primero que vimos fue una pequeña taquilla con un cartel que anunciaba que aquel día no habría espectaculo de cetrería -más malos augurios-. A solo unos pasos más adelante una cabrilla (Helen) pastaba tranquilamente en mitad de un jardín, paseandose a sus anchas y entrando y saliendo de un recinto donde un par de jabalís enanetes se dedicaban a rebuscar en la tierra y a gruñirse (el más pequeño, “el mafias” tenía dominado al más grande).

Al poco vimos a una chica del personal que cuida el parque, Helena, que nos cobró las entradas y nos comentó que estaba a punto de darle de comer a algunos animales y nos invitó amablemente a acompañarla mientras los alimentaba. Dimos unas vueltas y acabamos viendo como le daba de comer a la nutria “Santi”, un bicho entrañable y divertidísimo que corría de punta a punta del recinto y que acudía cuando se le llamaba por su nombre. Lo mejor, las caras que ponía cuando nos miraba esperando alguna chucheria. Si pudiera tendría una docena como este en casa.

La nutria Santi

La nutria Santi atenta a nuestros movimientos.

Después de ver a Santi seguimos visitando el parque y fuimos siguiendo a otro chico del personal del parque, Felipe, al que dimos la lata un buen rato en plan persecución implacable para poder ver como comían todos los animales: linces, osos, ciervos, cabras, muflones, lobos… pasamos un buen par de horas siguiendo la pick-up de Felipe y parandonos frente a cada uno de los animales a ver como los alimentaba e incluso alimentandolos nosotros mismos -sí, eramos visitantes cansinos- cuando nos dejaba. De lo mejor de esa parte del día fue ver a los osos: mezcla de animal imponente (más de dos metros puesto en pie) y tierno peluche peludo. Daban ganas de bajar y ponerse a jugar con ellos y lo habriamos hecho de no saber que posiblemente nos habrían descuartizado con solo poner un pie en su terreno.

Una osa algo perra xD

Una oso-perra que no solo se movía si veia un melocotón cerca.

Unas horas después, ya por la tarde, volvimos a verlos pero esta vez con unos melocotones que nos había pasado Felipe “de estrangis” para lograr que vinieran hasta nosotros y así poder verlos de nuevo poniendose de pie (menos uno, “el perro-oso”) e incluso haciendo gestos con las patas delanteras (¡geniales!) para que les tirásemos los melocotones. Haceos una idea, los melocotones eran de tamaño normal, bien, pues al tirarselos se los comian igual que cualquiera se come una uva, los tragaban enteros y trituraban incluso el hueso de la fruta en sonoros mordiscos.

Tambien vimos a los lobos: Coba, una loba que vivía aparte y un par de machos a cada cual más agresivo que se comían pollos enteros en cuestión de pocos segundos (y no exagero) y aun tenían tiempo de liarse a bocados el uno con el otro para marcar la jerarquía cuando algún pedazo de carne quedaba en tierra de nadie. Aunque las apariencias engañan, Felipe nos contó que cuando alguien entraba no lo atacaban sino que se retiraban las distancias con más precaución que otra cosa, algo que no se puede decir de otros animales supuestasmente más pacíficos (más adelante lo entendereis).

Lince

Uno de los tres linces del parque.

Tuvimos incluso la oportunidad de entrar en el terreno donde tenían a una pareja de zorros, al principio nos… acongojamos un poco ante la idea de meternos, entiendase, estaban comiendo y el que tiene perro sabe que no es el mejor momento para tontear, Felipe nos daba confianza, pero a su modo: “tranquilos, tenemos seguro” xD. Al final entramos y nos dimos cuenta de que los pobres zorros, que correteaban a nuestro alrededor evitandonos, tenían bastante más miedo que nosotros así que nos hicimos unas fotos y tratamos de molestarlos lo menos posible.

Más tarde fuimos hasta las casetas donde viven las aves rapaces y la verdad, a mi me dieron lástima. Piensas: “pobre animal”. Un ave no debería estar en esas condiciones, claro, pero por otra parte Felipe nos estuvo contando las historias de varias de esas aves que había conocido disparos, cazadores y días francamente malos. Era un consuelo pensar que, al menos, allí, aun encerradas, estaban bien cuidadas y alimentadas y algunas de ellas, en los espectaculos de cetrería, tenían la oportunidad de volar libremente durante unos minutos algunos días de la semana. A destacar de aquella zona la enorme -realmente enorme- aguila real o los furiosos buhos. Nadie lo diría pero entre halcones, aguilas y toda clase de aves rapaces, las más furiosas y desconfiadas eran los buhos. Los jodios se inflaban como gatos rabiosos y hacían ruido con los picos e incluso se lanzaban a atacar cuando se les daba comida.

Ya por la tarde, después de comer a la sombrita y de hacer el idiota tirandole piedras a una lata durante una media hora (sí, que pasa xD) nos fuimos al recinto, junto a la cafetería, donde tienen a un par de erizos, uno sin nombre todavía, y otro, bastante más simpático por cierto, llamado “Espinete” (¿que otro nombre se le puede poner a un erizo? 🙂 ) Felipe, viendonos, nos saco a Espinete (por la mañana había sacado también al otro) y estuvimos trasteando con el animalillo, bueno, quizá trastear no sea la palabra, basicamente lo que hicimos fue dejarlo en un punto y ver lo que hacía, lo cogimos, lo intentamos acariciar, lo miramos con sucesivos “oooooh, que mono” y “es igual que el del anuncios” (y es que era idéntico) hasta que no se sabe exactamente si por aburrimiento del erizo o nuestro (no es que sean un derroche de vitalidad estos bichillos) lo devolvimos a su casita.

El erizo espinete

El erizo Espinete

Nos fuimos a casa sobre la seis de la tarde, seguidos hasta el parking por una cría de muflon “Cruz” que también paseaba libremente por el parque y con la que Ana parece que había hecho buenas migas por que, junto con la cabrilla Helen, iba siguiendola a todas partes. No nos fuimos sin dejar de agradecerle a Felipe su amabilidad y su ayuda como guía -que no tenía ninguna obligación de hacer- explicandonos la historia de ese animal o las curiosidades sobre aquel otro (además de pasarnos unos melocotones para darselos a los osos) y darnos una vuelta por la muestra de fotografías de lobos de Carlos Sanz que estaba en el mismo parque. Un agradecimiento más desde aquí por todas las molestias que se tomó con nosotros y por su buen hacer con los animales del parque a los que me consta que les tiene un gran aprecio, mal que a veces le acabe pesando. ¡No cambies!

Nota: algunas frases del día que merecen cerrar este post:

“el alambre que lleva el ciervo, ¿es natural?”

“me está jodiendo esta mosca ibérica”

“no me imagino a un buho tumbado en un sofa”

(y muchas más que no recuerdo…)

Categorías:Personal

¿Y si el entrevistador llegase aquí?

14/9/2006 6 comentarios

Hola a todos, estoy encantado de volver a escribir después de unos días de nervios y viajes y más viajes debidos a la absurda burocracia. Estoy estos días pensando mucho en mi futuro laboral y hago planes o intento hacerlos especialmente sobre la manera de crearme un curriculum que me asegure de alguna oportunidad cuando el entrevistador de turno haga la primera criba antes de citar a los elegidos para acribillarlos a preguntas. Es evidente que si buscas aspirar a algo “grande” tal y como están las cosas es necesario un título universitario (lo que no quita que se puede llegar a ganar grandes cantidades de dinero sin él, pero no voy por ahí). La universidad podía suponer un pasaporte a un buen futuro hace veinte o treinta años pero hoy en día licenciados los hay a patadas (los de derecho somos plaga, “como vale para todo”) y tener un título no es más que el mínimo imprescindible si quieres que tu curriculum no vaya a la papelera (joder, parezco un anuncio de CCC).

En fin, me estoy yendo por las ramas, el caso es que me planteaba la otra noche (unos se van de copas, otros ven la tele, yo me planteo cosas xD) si sería conveniente que una empresa que estuviese interesada en mi llegase a este blog. Es fácil, una busqueda en Google (que incluso se puede automatizar) revelaría que el candidato en cuestión tiene una página. “Vamos a ver que dice este pichón…”

Podrían pensar “oh, mira, parece una persona con inquietudes” o “no tiene nada que ocultar”. Y tal vez sería así en un país como Japón o alguno del norte de Europa pero en España seguramente andarían indagando sobre mi vida, mis defectos, mi ideología, etc, etc. y hasta es posible que pensasen que por tener página me voy a dedicar a contar todos los trapos sucios de la empresa. Eso no sería nada bueno.

Y no me arrepiento de nada de lo que aquí se ha escrito pero tampoco me gustaría que cualquier comentario se tomase como una declaración de intenciones y condicionara un puesto de trabajo. No, no pienso borrar el blog, pero me gustaría saber vuestra opinión, especialmente de los blogueros ¿Creeis que a la hora de escribir en un blog (personal) se debe tener en cuenta la posibilidad de que afecte a tu vida profesional? ¿considerais razonable que alguien borre de su blog las entradas que pudiesen perjudicarle en una selección de personal? ¿deberia crearse una sección “si es usted mi entrevistador pulse aquí”?

[Pausa]

Me tomo unos días libres para resolver asuntos de exámenes y prácticas sin distracciones. ¡Nos vemos pronto!

Categorías:Este blog, Personal