Inicio > blogs, Opinión > Blogtiquete

Blogtiquete

Me vais a perdonar pero voy a actuar de abuelo cebolleta. En los últimos meses estoy viendo síntomas de que, con el acercamiento de más y más gente al mundo de los blogs, se están perdiendo la educación bloguera o si preferís, la “blogtiquete”. Me refiero a que muchos de los nuevos bloguers están empezando a serlo demasiado pronto, sin haberse “curtido” antes un tiempo en la red. Muchos de los que ahora tenemos un blog antes fuimos internautas durante bastante tiempo, lectores de foros y webs a centenares. Esto nos dio una experiencia en el trato de la información, en la forma de hacer las cosas a la hora de trabajar con fuentes en internet. Esta experiencia y la lectura de muchos blogs antes de arrancarnos con el nuestro nos enseñó que habían ciertas normas no escritas que había que respetar por civismo en la red. Unas cuantas, a bote pronto serían:

No enlazar nunca a una imagen contenida en otro blog para ponerla en nuestra web. Esto consume el ancho de banda de la otra persona en nuestro beneficio. Y no es el único problema. Es probable que esa imagen cambie de ubicación o desaparezca con lo que nuestro post quedaría cojo puesto que nosotros no controlamos que ocurre con el archivo que queremos que se vea. Actualmente esto es facil de resolver con sitios como flickr o imagesharck que nos permiten subir nuestras imágenes de forma gratuita y mostrarlas en nuestra web sabiendo que no se perderán y que podremos controlarlas. Caso aparte serían el de las imágenes de grandes webs corporativas (ibm, apple, hp…) a las cuales les haces un auténtico favor reproduciendo la imagen de su producto y comentándolo lo cual, unido a su ilimitado ancho de banda, no les supone ningún perjuicio.

Robo de noticias: los bloggers no somos agencias de información. Bueno, quizá alguno sí por el tiempo que pasa yendo de convención a convención, pero en general no. Por eso la mayor parte de las veces acudimos a páginas que si tienen muy buenas fuentes (que generalmente pagan de su bolsillo) para informarnos y en la mayoría de los casos comentar la noticia en nuestra web. Esto ha degenerado en que en muchos blogs se limiten a capturar el texto de la notica integro y a pegarlo en su web sin citar la fuente de donde lo han sacado. El efecto en el lector es que percibe que el bloguer ha escrito un texto de su propia mano informando de una noticia novedosa, lo cual, en mi opinión, además de ser deshonesto, solo afecta al lector porque le priva de acudir a la fuente original donde seguramente podría encontrar mucha más información actualizada.

Robo de posts: este es también bastante frecuente -especialmente en textos técnicos- y aunque el nombre no es jurídicamente exacto creo que queda claro a qué me refiero. Algunas personas no parecen entender que aunque una página esté en internet esto no significa que su autor haya renunciado a todos los derechos sobre lo que escribe. Para algo están las licencias creative commons y similares, para que la información pueda circular libremente, crecer y mejorarse con unos requisitos mínimos como pueden ser, en la mayoría de los casos: mencionar al autor de la misma, no usarla para fines comerciales y si se crea a partir de ella una obra derivada se debe compartir en las mismas condiciones que la obra original. Distribución libre, información libre, pero con unos mínimos imprescíndibles. Es facil encontrar trozos de posts, e incluso completos, que son reproducidos integramente en otras páginas, sin enlaces al original -por lo tanto asumiendo la autoría, lo que en mi pueblo se llama plagio- y, para colmo, en webs con publicidad de la que se está obteniendo un beneficio que por supuesto el autor original no va ni a oler. Haced pruebas con términos técnicos (típicas guías) y vereis a que me refiero.

-Cualquier opinión contraria no es un insulto/burla/desafio. Si se permiten los comentarios en un blog es para todo, no solo para escuchar como nos doran la oreja la gente a la que le parece bien lo que pensamos o como escribimos. A menudo, mejor dicho siempre, aparecen opiniones contrarias, a veces sangrantes, con razón y sin razón que, dentro de la educación, hay que lidiar. También es común ver en blogueros -especialmente jóvenes- o politicamente radicalizados, auténticos ataques de ira vehemente contra un comentarista de ideas opuestas que pensando -oh iluso- que los comentarios están para expresar una opinión se lanza a rebatir los contenidos o argumentos del post recibiendo palos por todas partes.

Habría más que contar sobre los hoygan y los q scribn cm n su tlf mvl pero es algo ya muy trillado y, gracias al monstruo espaguetti volador, parece que va remitiendo en los bloguers y en sus comentarios.

Categorías:blogs, Opinión
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: