Archivo

Archive for 31 enero 2008

Comentarios en Meneame.net

31/1/2008 1 comentario

Como últimamente visito mucho meneame y me estoy aficionando a comentar las noticias y participar en sus maravillosos flames he colocado un enlace en la barra de la derecha a los últimos comentarios que voy dejando en los meneos por si alguien le interesa darse de palos conmigo (dialécticamente).

Anuncios
Categorías:Este blog, Webs Etiquetas:

Como te quiero…

“Spam

Akismet ha protegido su sitio de 43,783 comentarios de spam.”

Categorías:Este blog

Naranja oscuro

Me acaban de llamar los de Orange pero en esta ocasión no era para la típica oferta sino que literalmente estaban en la puerta de mi casa. Un señor, llamándome desde una central me avisaba de que un comercial (o similar) de su empresa iba a aparecer en breves minutos por mi casa para entregarme “gratuitamente y sin compromiso” dos móviles Orange valorados en más de doscientos euros (esto es ciento y pico euros por movil o lo que es lo mismo unas castañas de aparatejos). Insistía mucho en que no había ningún tipo de compromiso y precisamente por eso he insistido en saber todas y cada una de las condiciones para ver si me podía interesar. Al final le he sacado que se exige un consumo mínimo de seis euros al mes lo que ya me huele a algo de compromiso ¿no?. Viendo por donde iban los tiros le he dicho que ni se molestasen en traerlos pero me ha dejado bastante mosqueado este tipo de campañas en las que a golpe de machete tienes que sacarles la verdad (cuando te la dicen) y que, encima, tienen el santo rostro de venir a la puerta de mi casa a andar molestando. Como si hacerme correr hasta el teléfono no fuera suficiente.  Pesaos.

“¡Está viiiivo! ¡viiiiiiiivoooo!”

franki.jpgHola a todos y disculpas por este prolongado silencio, las cosas han ido bastante liadas y durante un par de meses me vi sin ganas ni fuerzas para escribir algo positivo y entretenido en este rinconcito y para escribir malos rollos o tochos inaguantables (aun más) pues como que no.

Lo primero agradecer a algunas personas, en especial a Occi, el coñazo continuo de “actualiza, actualiza, actualiza, actualiza…”. Siempre se agradece. Lo segundo comentar que llevo los que con toda seguridad han sido los meses más estresantes de mi vida.

Todo comenzó con la ilusa idea por mi parte de creer que podría sobrellevar sin problemas las prácticas universitarias, un trabajo en un banco, el estudio y un trabajo en el negocio familiar los fines de semana (amén de llevar algo de vida social y echar una manita en casa los sabados). Aguanté pero a costa de nervios a flor de pie, más que algún cabreo, y un agotamiento mental de tres pares de narices. A todo esto se unieron ciertos problemas que he decidido no comentar aquí -por que yo lo valgo- que me hicieron tener la cabeza ocupada donde no debía en un momento que necesitaba mi neurona a pleno rendimiento. Ahora, por suerte, la cosa se ha destensado en todos los aspectos y he ido resolviendo los problemas a veces bien y a veces mal, pero superándolos. A partir de este viernes seré una persona con las tardes libres (oooooh, yeah) y volveré a recuperar un ritmo de posteo como mínimo de tres cuartos de bloguero. ¿Lo vais a notar? Posí. Pero servidor mucho más. 🙂

Entre las novedades más geeks os puedo comentar que ahora soy el orgulloso poseedor de una “pisiosa” (ay que bonica) Palm TX a la que, como buen geek, he metido toda la morralla habida y por haber en formato de loaders, emuladores, reproductores multimedia y un largo listado de basurilla que hará que tarde o temprano tenga que hacerle un reset a lo bestia para borrarlo todo. Es un cacharrete muy práctico al que sin embargo le veo alguna carencia que me chocó mucho cuando empecé a trabajar con ella pero que comentaré más adelante.

Por otra parte me he comprado pc nuevo (de nuevo oooooh yeah, baby xD) un -cojo aire- intel core 2 duo de nomeacuerdocuantosGHz con 4 megas de caché, un par gigas de ram (800), un disquito de 320 Gb a 7200 (ay, yo que quería un SSD) y una gráfica sencilla para echar alguna partideta al Cod4 y poco más (una 8400 de 128 megas, creo).

También compré una impresora Epson (como la odio) que ya os comenté y que sigue emperrada en hacer de mi vida una pesadilla. Me consideraba alguien con conocimientos de informática pero está visto que cuando se trabaja con Epson además hay que saber algo de esoterismo, una señora mayor me ha dicho que le ponga tres velas a santa tecla encima de la impresora. Si no se arregla así por lo menos le pegaré fuego y algo habré ganado.

Por lo demás la vida sigue, distinta, muy distinta a como era hace solo unos meses, pero irremediablemente entretenida, interesante y geek. Me encanta.

Seguid por aquí.